Entradas

“Es necesario ventajas e incentivos para fomentar tecnologías que ayuden a la reindustrialización de Andalucía” Alejandra Ruiz de Viana, responsable de marketing y comunicación de Wellness Telecom

Entrevista Alejandra Ruiz Wellness Telecom

ENTREVISTA 

Wellness Telecom se creó en 2008 en un contexto de crisis. Fue una iniciativa de David García Ternero, CEO de la compañía, acompañado por un grupo reducido de personas vinculadas a la ingeniería y a la gestión empresarial. Inicialmente fue una compañía centrada en la integración de redes de comunicaciones incluyendo diferentes tecnologías y fabricantes. A raíz de la inversión en I+D y del trabajo realizado derivó sus líneas estratégicas a lo que es ahora: una empresa experta en toda la cadena de valor de un proyecto tecnológico (sensorización, ciberseguridad, big data, comunicaciones, analítica y visualización de los datos). Como así lo reconoce Alejandra Ruiz de Viana, “hacemos soluciones end to end” en diferentes sectores. Los proyectos de I+D son muy variados y de diferentes ámbitos: smart city, eficiencia energética, cloud computing y ciberseguridad.

 

Actualmente tiene 100 empleados y cuenta con sedes en Sevilla, oficinas comerciales en Málaga, Madrid y Almería, y oficina internacional en México D.F. Wellness Telecom piensa en internacional y ya está trabajando con proyectos de alumbrado público en Bulgaria, de eficiencia energética en Grecia y Francia. En Wellness Telecom en torno a 20 personas están vinculadas a la I+D entre desarrolladores, software, hardware, personal de productos y jefes de proyectos.

 

Alejandra Ruiz de Viana se incorporó a Wellness Telecom en enero de 2011. Es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y máster en Dirección de Comunicación Empresarial e Institucional por la Universidad de Sevilla. Anteriormente, estuvo vinculada a una empresa de gestión y producción de eventos lo que le aportó gran experiencia en la organización de eventos. El reto más importante desde que está en Wellness Telecom ha sido la constitución del propio departamento. Inició las bases de la entidad visual, la imagen corporativa, el discurso de la empresa, el material corporativo y comercial, y los canales de comunicación. Su día a día es muy variado al tener la entidad diferentes líneas de negocios. En el ámbito de las smart cities, por ejemplo, tiene un amplio abanico de productos y soluciones, y como ella misma reconoce “supone hacer un esfuerzo en marketing y comunicación para los verticales de los smart cities, más toda la comunicación corporativa de las empresa”.

 

Según indica vuestra web, habéis conseguido hasta la fecha más de 1.5 millones de euros en la convocatoria H2020. ¿Cuáles son los proyectos en los que participáis?, ¿algún proyecto como socio líder?

Vigentes actualmente, Life Ewas, de la convocatoria Life. Del que estamos muy orgullosos pues la colaboración público-privada ha sido ejemplar. Este proyecto está enfocado a la aplicación de la tecnología en la gestión eficiente de residuos públicos. En él somos líderes.

En el ámbito de la energía, Enerwater en el que se desarrolla un método estándar y herramientas online para asesorar y mejorar la eficiencia energética en plantas depuradoras de aguas residuales. Mire3D sobre modelización de información urbana de energía 3D.  Greensoul, dispositivos de recolección de datos interconectados para la eco-concienciación ciudadana y la fidelización de los usuarios en el ecosistema de la eficiencia energética. En estos tres somos líderes.

En el campo de la seguridad, BiGuardian, sistema de detección predictiva y proactiva de ciberataques. En este proyecto somos socios. SIVA, sistema integral para vigilancia y auditoría de ciberseguridad corporativa.

En el campo de la virtualización, Entice, repositorio descentralizado de operaciones cloud transparentes y eficientes. Cloudopting, migración de servicios públicos a la nube. En ambos somos socios.

Tenemos un departamento constituido por 5 personas para la presentación de proyectos I+D a convocatorias internacionales, divididos por líneas de actividades. Por un lado, smart city e IOT y por otro, más vinculado a la integración de redes de comunicaciones, TIC (seguridad, cloud computing).

 

El proyecto Life Ewas ha supuesto ahorros de más del 60% en la recogida de contenedores de vidrio de Lipasam. ¿Crees que es necesario una mayor concienciación ciudadana sobre los hábitos de recogida de residuos?

Por supuesto que sí, debería estar impulsada desde la esfera pública, ya que hay muchas iniciativas de concienciación sobre el reciclaje, la separación de residuos, las buenas prácticas en el ámbito de la industria, doméstico y comercial, impulsadas por asociaciones como Ecoembes,  Ecovidrio, gremio de recuperadores de vidrio. Pero la evangelización tiene que venir desde la administración pública y creo que hay pocas iniciativas, en ese sentido, en Sevilla. Lipasam hace una buena labor durante los planes estacionales de Semana Santa, Feria, Navidades con picos de residuos importantes pero tendría que venir desde la base, incluso desde la educación.

 

Según el cuadro de indicadores de la innovación regional 2016, Andalucía es una región de innovación moderada: “Innovation performance has declined (-8%) compared to two years ago”. ¿Qué es necesario para que nuestra región pueda subir peldaños en la I+D y esté al lado de regiones tan innovadoras como el País Vasco?

El Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) tiene previsto duplicar el gasto en I+D para alcanzar el 2% del PIB en el 2020. Esto sería la piedra angular para la tracción de la inversión. En segundo lugar, un marco estable para el retorno de los tecnólogos e investigadores que trabajan fuera, poder atraerlos y que su actividad de investigación revierta en nuestra región. Y por último, ventajas e incentivos para fomentar las tecnologías que ayuden a la reindustrialización de Andalucía.

 

“La responsabilidad de la crianza de los hijos debe ser compartida y no recaer todo el peso en la figura de la madre. Esto las obliga a ralentizar su carrera laboral frente a la de los padres”

En el mundo de la innovación tecnológica, la mujer desempeña un papel secundario. Desde la enseñanza, donde menos del 20% del alumnado de licenciaturas STEM (ciencia, tecnología, ingenierías y matemáticas) son mujeres hasta en los puestos de dirección donde la representación femenina es escasa. ¿Qué crees que es necesario para que esa brecha de género pueda llegar a ser más estrecha?

En primer lugar, me parece que hay una componente socio cultural importante que hace que de alguna manera se encamine a las niñas desde pequeñitas a elegir carreras o formaciones que se presuponen les va a permitir conciliar su vida laboral y personal: maestras, enfermeras, funcionarias, etc. Ahí está el primer error, pues la responsabilidad de la crianza de los hijos debe ser compartida y no recaer todo el peso en la figura de la madre. Esto las obliga a ralentizar su carrera laboral frente a la de los padres. Si a esto unes la diferencia salarial que existe entre hombres y mujeres con igual formación y mismo desempeño laboral, hace que, ante la pérdida de poder adquisitivo en la pareja, siempre se decline la balanza hacia la persona que gana menos, y en este caso, suelen ser las madres que suelen reducir sus jornadas. A esto unimos la falta de planes gubernamentales que resuelvan de una vez las rémoras que se les presentan a las mujeres en  su carrera profesional como es el caso de la equiparación de la baja por maternidad y paternidad que nos deja en clara desventaja ante el empresariado. Junto a estos estereotipos tenemos la falta de referentes femeninos en la ciencia, en la docencia y por tanto en el alumnado de las carreras técnicas, donde los varones siguen siendo mayoría.

 

Entrevista_Alejandra

Tras la entrevista, Alejandra Ruiz de Viana nos mostró las oficinas. Aquí, en la entrada de la empresa situada en la Isla de la Cartuja (Sevilla).

Comunicación

En muchas entidades están separadas la comunicación y el marketing, y son departamentos independientes con responsables en cada área. En vuestra compañía tú eres la máxima responsable de ambos. ¿Cómo crees que mejora, para la coordinación de las actividades, si la responsabilidad recae en una sola persona?

Pienso que la centralización de la comunicación y el marketing de una compañía en una sola cabeza visible aporta ciertas ventajas como puede ser la agilidad a la hora de replicar acciones de comunicación y marketing casi de forma paralela. Para las pymes, en su mayoría, es casi la única opción que tienen, de hecho son dos esferas que por falta de recursos se centralizan en una sola persona. Pero yo si veo que son dos ámbitos diferentes, la comunicación corporativa e institucional es una cosa y el marketing más vinculado a generación de ventas, a la captación de leads,… es otra.

 

Dentro del organigrama ¿de quién dependes directamente?

En mi caso dependo del CEO de la compañía, sin embargo, tengo muchas sinergias con los directores comerciales de cada área: Internacional, Redes y Smart Cities.

 

¿Cuántas personas integran el departamento de comunicación y marketing?

En la actualidad cuatro, cubriendo las áreas de: estrategia y dirección; diseño web y multimedia; creación de contenidos, y asistencia administrativa al departamento.

 

¿Cuáles son los objetivos de Wellness Telecom en su estrategia de comunicación y marketing?

Prioritariamente, conseguir transmitir el valor diferencial de nuestra empresa. Conectar con nuestros públicos, que en nuestro caso es tanto del ámbito privado como del público para comunicar nuestra oferta de servicios y productos, nuestros logros e hitos, nuestra actualidad,  así como nuestro conocimiento en los ámbitos y sectores en los que trabajamos.

 

Dentro del plan de comunicación de vuestra empresa, ¿está incluida la comunicación interna?

No recae en nuestro departamento, sino en el de Recursos Humanos. Dado el importante volumen de trabajo que tenemos en el departamento de comunicación y marketing no era posible asumir también la comunicación interna de la empresa. Ellos realizan encuestas de clima laboral, escucha de empleados, canal de comunicación interna (servicios corporativos, sistemas de información,…).

 

La estrategia en redes sociales de vuestra compañía: estáis en muchas plataformas sociales. ¿Tenéis definido los objetivos y las estrategias para cada una de ellas?

Tenemos definido sobre todo el tono de la comunicación en unas y en otras redes. Básicamente las redes sociales para nosotros, y por el momento en el que nos encontramos ahora, nos sirven de plataformas para comunicar nuestra actividad sobre todos eventos en los que participamos y otros que organizamos. Comunicar nuestra oferta de servicios y productos, nuestros logros y nuestro expertise a través del blog.

 

¿La comunicación de la innovación tecnológica, desde tu punto de vista, difiere de la comunicación en otros sectores y ámbitos?

Para nosotros es fundamental la innovación tecnológica porque somos lo que somos por el trabajo que hemos hecho en I+D. Deberíamos hacer más hincapié en la comunicación de la innovación, es verdad. Más allá de los requerimientos exigidos por los organismos en los proyectos financiados. Pero también es cierto que dado el volumen de trabajo que tenemos, al final, no hacemos todo lo que se podría hacer.

 

La patente, entre el tecnicismo y el marketing

Patente entre tecnicismo y marketing

La patente es en España una de las asignaturas pendientes en el ámbito de la innovación tecnológica. No existe una conciencia entre las entidades de I+D por la propiedad industrial y la protección de una idea. Estamos lejos de los datos que registran los países europeos y aún nos queda mucho camino por recorrer en ese aspecto. Los factores como el coste de gestión y el tiempo que transcurre, desde que se inicia el registro hasta su obtención, son razones de peso para muchos inventores que no encuentran utilidad a la hora de patentar.

Como así lo explica la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) existe un procedimiento estricto a la hora de solicitar una patente: presentación de la documentación; fecha de presentación y examen previo; búsqueda; publicación; examen de fondo; decisión sobre la concesión de la patente; validación; oposición y recurso. Pasos que demoran y retrasan la salida al mercado y por tanto, el negocio.

Centrándonos, en el primer punto, en el de la presentación de la documentación. Hay pautas sobre cómo redactar la solicitud de patentes y profesionales especializados en la redacción y tramitación de las solicitudes de patente, los Agentes de la Propiedad Industrial. No es recomendable hacerlo uno mismo y pedirle consejos a un especialista que pueda encaminar con acierto la solicitud sin que se pierda en los vericuetos del tecnicismo.

Doble finalidad del informe de patente

Pero, y ¿si nos planteásemos la redacción de la solicitud de patente con un doble fin? Protección de la idea y comercialización del producto. El documento en sí puede contener el informe técnico detallado de la innovación y también albergar datos enfocados al  marketing. Para ello hay que tener en cuenta toda la información que debe contener la memoria descriptiva del producto o el procedimiento y ajustarse a este doble objetivo.

Enfocándonos en el ámbito del marketing, la solicitud de patente debe demostrar que la invención responde a una necesidad del mercado. Y responder a las preguntas de los inversores, de nuestro público potencial: cuáles son los problemas que resolvemos con la invención, cuáles son las ventajas que ofrece esta tecnología y cuál es la propuesta de valor frente a la competencia.

En sí no es fácil plantearse la patente como un informe entre lo técnico y el marketing, a tenor de que existe un periodo de tiempo -alrededor de los 18 meses-  desde la presentación hasta la publicación donde la patente está “parada” y no se puede comercializar.

Pero no hay que olvidar que patentar tiene la gran ventaja de que cuenta con la exclusividad de tu producto en el mercado, una ventaja competitiva de 20 años y un mayor retorno de la inversión.

La innovación tecnológica, más allá de la patente

Probablemente uno de los grandes errores que, en general, se comete cuando se hacen desarrollos tecnológicos es no pensar en ellos como productos o servicios. Más allá de la patente, de los informes técnicos, de los artículos científicos,… Hay que tener claro desde el principio, cuando se tiene la idea, que esta tecnología tiene un fin y es el de incorporarla al mercado. Por lo tanto, es necesario plantearse cuestiones que quizás los tecnólogos e investigadores no han tenido en cuenta cuando desarrollan o investigan pero que son esenciales. Cuestiones tales como: cuáles son las barreras, cuál es nuestro nicho de mercado, qué soluciones vamos a darle a nuestro cliente, qué ventajas y desventajas tiene nuestro producto o proceso,… Es decir, desarrollar una estrategia de marketing.

No nos garantizamos con ello ni la venta inmediata ni tener a los inversores detrás de la puerta para comprar nuestra innovación, pero si nos anticipamos a aspectos relevantes de la comercialización que después vamos a tener que llevar a cabo.