Entradas

Entrevista a Antonia Lorenzo de Bioazul, empresa innovadora andaluza que triunfa en H2020

Bioazul

 

Antonia Lorenzo es socia fundadora y responsable de I+D de la empresa Bioazul, pyme malagueña que fue fundada en 2003. Actualmente cuenta con tres líneas de negocio: ingeniería de aguas, consultoría tecnológica e I+D, y distribución y comercialización de humificadores ultrasónicos de alta frecuencia.

Bioazul es reconocida por la Agencia Andaluza del Conocimiento como la primera entidad privada en retorno en la convocatoria del 7PM (edición anterior al H2020). Gracias a Antonia Lorenzo conoceremos más sobre esta empresa, su clave del éxito en esta convocatoria y, entre otros temas, recomendaciones para hacer una buena propuesta.

¿Qué puedes encontrar en la entrevista?

1. Qué es Bioazul y quién es Antonia Lorenzo. (minuto 0.22 de la entrevista)

2. La experiencia de Bioazul en la convocatoria europea H2020. Los proyectos actuales en los que están participando. (11.16)

3. El éxito de Bioazul en esta convocatoria. (13.58)

“Hay propuestas que técnicamente y científicamente son de alta calidad pero adolecen de tener la parte de mercado, de comunicación, de venir a resolver los retos sociales”.

4. Recomendaciones para la redacción de una buena propuesta. (18.55)

Claves para redactar una propuesta H2020

 

5. Consejos a empresas que quieran presentarse por primera vez a convocatorias europeas de financiación como H2020. (21.05).

6. Visión de Andalucía como región innovadora. (24.35)

“Las pequeñas empresas innovamos cada día porque es nuestro arma de supervivencia”.

7. La comunicación y la difusión de resultados en los proyectos europeos. (31.35)

“La comunicación y la difusión son herramientas fundamentales de marketing para que se produzca una buena venta real de los proyectos financiados por la CE”.

8. La inclusión de profesionales de los ámbitos de la comunicación y el marketing en la redacción de propuestas. (36.42)

La gestión de la innovación, en el ámbito interno, debe pasar por tener un equipo multidisciplinar: gerencia, departamento técnico, departamento administrativo, comunicación y marketing.

9.  La incorporación de la comunicación y el marketing en la comercialización de la I+D en entidades no lucrativas. (38.34)

“La clave está en buscar buenos socios y profesionales que complementen tu idea”.

¿Qué os ha parecido la entrevista?

Espero que os haya gustado conocer la labor que realiza esta empresa andaluza pero sobre todo, las palabras de una experta profesional como Antonia Lorenzo que nos ha desvelado en esta entrevista claves fundamentales de la convocatoria H2020, entre otras cuestiones. Por supuesto, cualquier comentario al respecto será bienvenido.

Para una próxima entrada, estoy preparando un especial de crowfunding para start ups con un caso de éxito también andaluz que nos dará consejos para hacer una buena campaña.

 

La patente, entre el tecnicismo y el marketing

Patente entre tecnicismo y marketing

La patente es en España una de las asignaturas pendientes en el ámbito de la innovación tecnológica. No existe una conciencia entre las entidades de I+D por la propiedad industrial y la protección de una idea. Estamos lejos de los datos que registran los países europeos y aún nos queda mucho camino por recorrer en ese aspecto. Los factores como el coste de gestión y el tiempo que transcurre, desde que se inicia el registro hasta su obtención, son razones de peso para muchos inventores que no encuentran utilidad a la hora de patentar.

Como así lo explica la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) existe un procedimiento estricto a la hora de solicitar una patente: presentación de la documentación; fecha de presentación y examen previo; búsqueda; publicación; examen de fondo; decisión sobre la concesión de la patente; validación; oposición y recurso. Pasos que demoran y retrasan la salida al mercado y por tanto, el negocio.

Centrándonos, en el primer punto, en el de la presentación de la documentación. Hay pautas sobre cómo redactar la solicitud de patentes y profesionales especializados en la redacción y tramitación de las solicitudes de patente, los Agentes de la Propiedad Industrial. No es recomendable hacerlo uno mismo y pedirle consejos a un especialista que pueda encaminar con acierto la solicitud sin que se pierda en los vericuetos del tecnicismo.

Doble finalidad del informe de patente

Pero, y ¿si nos planteásemos la redacción de la solicitud de patente con un doble fin? Protección de la idea y comercialización del producto. El documento en sí puede contener el informe técnico detallado de la innovación y también albergar datos enfocados al  marketing. Para ello hay que tener en cuenta toda la información que debe contener la memoria descriptiva del producto o el procedimiento y ajustarse a este doble objetivo.

Enfocándonos en el ámbito del marketing, la solicitud de patente debe demostrar que la invención responde a una necesidad del mercado. Y responder a las preguntas de los inversores, de nuestro público potencial: cuáles son los problemas que resolvemos con la invención, cuáles son las ventajas que ofrece esta tecnología y cuál es la propuesta de valor frente a la competencia.

En sí no es fácil plantearse la patente como un informe entre lo técnico y el marketing, a tenor de que existe un periodo de tiempo -alrededor de los 18 meses-  desde la presentación hasta la publicación donde la patente está “parada” y no se puede comercializar.

Pero no hay que olvidar que patentar tiene la gran ventaja de que cuenta con la exclusividad de tu producto en el mercado, una ventaja competitiva de 20 años y un mayor retorno de la inversión.

La innovación tecnológica, más allá de la patente

Probablemente uno de los grandes errores que, en general, se comete cuando se hacen desarrollos tecnológicos es no pensar en ellos como productos o servicios. Más allá de la patente, de los informes técnicos, de los artículos científicos,… Hay que tener claro desde el principio, cuando se tiene la idea, que esta tecnología tiene un fin y es el de incorporarla al mercado. Por lo tanto, es necesario plantearse cuestiones que quizás los tecnólogos e investigadores no han tenido en cuenta cuando desarrollan o investigan pero que son esenciales. Cuestiones tales como: cuáles son las barreras, cuál es nuestro nicho de mercado, qué soluciones vamos a darle a nuestro cliente, qué ventajas y desventajas tiene nuestro producto o proceso,… Es decir, desarrollar una estrategia de marketing.

No nos garantizamos con ello ni la venta inmediata ni tener a los inversores detrás de la puerta para comprar nuestra innovación, pero si nos anticipamos a aspectos relevantes de la comercialización que después vamos a tener que llevar a cabo.