Hyperloop, un buen ejemplo de web

Las 6 diferencias entre una web molona y una que no lo es

Antes de nada, te voy a pedir que hagas un ejercicio práctico. Rastrea en Internet empresas de un sector en concreto, el que a ti te interese, y analiza lo que ves. ¿Te llama alguna la atención?, ¿encuentras alguna página que se diferencia entre las demás?, ¿hay algo que ha captado tu interés?

Aunque es cierto que gracias, entre otras cuestiones, a la estrategia de marketing digital, las webs están haciendo un esfuerzo por convertirse en webs dinámicas, interactivas, usables, responsive…, aún hay una brecha importante entre las que lo hacen bien y las que lo hacen, digamos, regular. Todavía no ha calado mensajes como: la experiencia de usuario, la importancia de la creación de contenido de calidad, la generación de historias.

Probablemente uno de los grandes errores es asemejar una web a una tarjeta de visita. Nos han obligado a estar en Internet y ese mensaje lo han asimilado todos, lo que no ha calado es que estar ahí supone esfuerzo, dedicación, planificación, tiempo, y también, dinero.

 

Una web debe ser el hilo conductual de una historia

Vamos a fijarnos en un claro ejemplo de una web que ofrece experiencia de usuario, que narra, que te brinda la oportunidad de conocer más sobre su producto, que te engancha a participar, que da respuestas a nuestras necesidades. Estoy hablando de la web de Hyperloop. Teniendo este buen ejemplo vamos a compararlo con webs al uso, de las que encontramos cientos cuando rastreamos por Google.

 

1.- Secciones de la web

cabecera

Lo primero que llama la atención: Nuestra historia. ¡Qué forma de enganchar! Y es que en realidad todos tenemos una historia que contar. ¿No es así? En el caso de una empresa pues: cuáles fueron sus comienzos, qué sois, por qué se creó, y cómo os ajustáis a los tiempos para ofrecer un servicio o producto acorde a los requerimientos de la sociedad.

Además fíjate en el slogan “we are not selling transportation, we are selling time”. Ahora ya no importa el medio, ni la distancia, lo relevante es el tiempo, y eso lo saben los de Hyperloop. Están ofreciendo respuesta a una necesidad actual.

Y estas son las secciones típicas en una web al uso:

 

cabeceraaluso

En ese sentido, podemos encontrarnos alguna que otra variante más: Servicios, Sobre Nosotros y por supuesto, el Blog. Un blog que tiene dos entradas con fechas de actualización de cuando se hizo pública la web y poco más. Ahí quedó. Cogiendo polvo.

 

2.- Contenido multimedia

Debemos incorporar el vídeo en nuestra estrategia online. Los datos demuestran que más de 60% de las marcas usan en la actualidad el vídeo en su estrategia social media, según datos de Web Marketing Video Council.

Si nos fijamos en la web de Hyperloop, ellos son conscientes de la importancia de usar contenido multimedia.  Si paseamos por su página constatamos que hay múltiples ejemplos (vídeo corporativo, vídeo con testimonios, entrevista,…) enlazadas a su canal de Youtube o la página de Facebook.

 

 

Los beneficios de subir vídeos a nuestra web son, entre otros, que aumenta el tiempo medio por visita, que favorece el posicionamiento –SEO-, que posibilita incrementar la interacción en redes sociales. Por lo que, hacer un vídeo –de 3 minutos, por ejemplo- donde se transmita una historia que convenza a nuestro público objetivo, puede ser una excelente estrategia de marketing empresarial.

Realizar un vídeo corporativo que marque la diferencia con nuestros competidores puede salir en torno a 400€ (material, operador, jornada de grabación, jornada de edición y locución). Quizás es momento de plantearse si queremos invertir en un producto que genere valor y que nos pueda servir de excelente tarjeta de presentación.

 

3.- Las páginas

Imagínate que vas a un bar y te ofrecen una carta repleta de opciones: entrantes, ensaladas, frío, caliente, carnes, pescados, nuestras especialidades…y para colmo, te llega el camarero y te dice “además fuera de carta tenemos…”. Más de 50 opciones entre tapas y platos. Qué horror. No sabes qué elegir, cuál es la especialidad de la casa, no sabes qué es lo que habrán hecho hoy o qué llevará en el congelador semanas. Y entre tanta variedad, te dispersas.

¿Qué ocurre con las webs qué ofrecen tantas secciones y subsecciones?, ¿tantos servicios?,¿tantas posibilidades? Que te dispersas y no vas a lo realmente importante, no te centras en el mensaje.

 

submenusubmenu1

Un ejemplo de una web ofreciendo su cartera de servicios.

 

Vamos al ejemplo de la web de Hyperloop. No hay subsecciones, ni una. Si te paseas por la web, no encontrarás ningún menú con 50 platos.

 

4.- Actualización

Contratas a un diseñador y/o programador; te diseña la página; le das el o.k. después de unas semanas de trabajo; la subes a la red, y ya está pública. Y ahora, a esperar que se actualice sola, o mejor dicho, que la persona que has contratado para diseñarte la web y a la que has pagado 300 euros, te la posicione al principio de todo, en los tres o cuatros primeros puestos y la deje ahí, hasta los restos.

No caigamos en el error de pensar que por haber realizado una web hace cuatro años, no tengamos que actualizarla, que modificarla y que, en algunos casos, rediseñarla para adaptarla a los cambios y a los tiempos.

Si nos vamos al blog de Hyperloop, y hablo sólo de esta sección, actualizan periódicamente. Artículos escritos por el equipo de redacción, pero también empleados de la empresa. ¿Tan difícil es pedirles a nuestros compañeros que escriban un artículo? Habrá en el personal aquellos contrarios pues lo vean una pérdida de tiempo o un sinsentido. Pero hay muchos a los que les gustará la experiencia de participar en el blog y escribir sobre un tema relacionado a lo que hacen. Por supuesto, habrá que guiarles y ofrecerles colaboración en la redacción para hacer los artículos más interesantes al público, pero lo importante es dar la posibilidad a que los demás contribuyan y enriquezcan la web con otras opiniones.

Por cierto, en el Blog no sólo hablan de ellos, generan información de interés relativa a su ámbito. El egocentrismo no está de moda.

noticiasdeempresa

Hablar siempre de ti mismo no está bien. 

 

El consejo: genera información de calidad de tu sector con gráficas, fotografías y vídeos, y vincula a noticias de interés actuales que puedan aportar valor a tu web.

 

5.- Redes sociales

La web no es un ente único, es un canal más de comunicación de la entidad que se nutre y se enriquece con las redes sociales. Hyperloop está en varias de ellas y genera contenido para cada una.

 

rrdes sociales

 

En el caso que nos lleva, si tenemos una web empresarial y además gestionamos varias redes sociales. Seamos consecuentes y publiquemos según nuestras posibilidades. No está bien decir que estamos en todas, y sólo aparecer en algunas, y además, muy de vez en cuando. Esto transmite desconfianza, genera incertidumbre y provoca mala imagen.

El consejo: mejor estar en pocas y generemos estrategia en esas pocas.

 

6.- Dinero

 

partners

 

Pues sí, hablemos de generar ganancias económicas y también no económicas. De buscar socios, de compartir conocimiento, de adquirir experiencia, de ofrecer valor, de generar interés. Eso es posible si transmites mensajes claros y conoces a tu buyer persona.

 

partners2

Este es un ejemplo de diversificar nuestras acciones según nuestros diferentes tipos de socios potenciales.

 

No te quedes en esto:

CONTACTO 

formulario

El ejemplo de un formulario que encontramos en todas las webs.

 

El formulario de contacto es una herramienta imprescindible en todas las webs pero no lo utilices como única vía para que tus clientes, potenciales socios o posibles interesados se acerquen a ti.

No quiero dejar pasar por alto otra cuestión que marca la diferencia entre una web molona y una que no lo es, y es la sección que solemos llamar “quiénes somos” o “nosotros”. Lo de la parrafada diciendo que “somos excelentes y conformamos un equipo multidisciplinar”, ya lo sabemos. Seamos creativos. Listemos a esas personas que conforman el equipo acompañándola con una fotografía, una breve descripción de su trayectoria profesional, y por ejemplo, algún comentario haciendo referencia a sus hobbies.

En definitiva, lo que aquí se plantea es que una web debe marcar la diferencia y eso es posible con una buena estrategia de marketing online poniendo el centro de nuestro trabajo en la experiencia de usuario y favoreciendo una historia que sea el hilo conductual de nuestra web.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *